JAVIER NOVO

Jefe del Departamento de Colecciones del Museo de Bellas Artes de Bilbao

Un proyecto analógico en la era digital.  Zuloaga 1870-1945

Javier Novo durante su conferencia en Glocal Bilbao 2019
Javier Novo durante su conferencia

Javier Novo tiene una larga experiencia en el comisariado de , la última exposición desarrollada junto con Mikel Lertxundi, está dedicada a Zuloaga y se puede visitar actualmente en el Museo de Bellas Artes de Bilbao hasta el 20 de octubre.

La exposición sobre Zuloaga, Javier Novo describe un apasionado y apasionante proyecto de investigación

La muestra de Zuloaga es el resultado de un apasionado y apasionante proyecto de investigación de cinco años y que ha dado como fruto una exquisita exposición que nos permite realizar un recorrido cronológico por la obra del pintor, pudiendo apreciar su evolución y madurez. Consta de casi un centenar de cuadros divididos en tres épocas.

Cartel de la exposición sobre Zuloaga desarrollada por Javier Novo y Mikel Lertxundi
Cartel principal de la exposición de Zuloaga

Tal y como narró Javier Novo en su presentación, en el proceso de investigación se trabajaron tres campos, esenciales a la hora de reconstruir una biografía, la correspondencia, las publicaciones periódicas es decir el impacto editorial y las colecciones o el mercado artístico. Un sistema de trabajo que han aplicado exitosamente con otros pintores menos conocidos. Zuloaga es diferente, un pintor que  está integrado en el reconocimiento popular y con una importante repercusión internacional.

Zuloaga, un pintor con una importante repercusión internacional

Hasta la fecha la referencia fundamental a la que acudían todas la biografías sobre Zuloaga era Enrique Lafuente Ferrari, prestigioso historiador del arte, dedicado principalmente a la pintura española y sobre todo a Velázquez, Goya y Zuloaga. En el caso de este último, todas las publicaciones hasta la fecha dan por buenos los datos publicados por Ferrari. Sin embargo resulta complicado ratificar su trabajo, ya que no es exhaustivo a la hora de determinar las fuentes de la información, entre otras razones porque no utiliza la sistemática de las notas a pie de página, muy necesarias a la hora de referenciar sus fuentes, en muchos casos fruto de conversaciones con familiares del pintor y por tanto carentes de rigor académico.

Desde los años 50 hasta los 90 solamente hubo una exposición antológica en el año 1963, sobre la base de Lafuente Ferrari. No hubo exposiciones posteriores relevantes hasta que en el año 1990 año en el que la familia hizo una gran exposición amparada por el Gobierno Vasco, en Estados Unidos, Francia, Bilbao y Madrid, poniendo, en palabras de Novo, en órbita el proyecto Zuloaga, pero una vez más acudiendo a Lafuente Ferrari, no revisando en el año 90 lo publicado en el año 50.

Partiendo del conocimiento de todos estos antecedentes, se decidió desarrollar una biografía, un catálogo y un proyecto expositivo partiendo de cero.

Para la catalogación de  todas las obras que contribuyeron a la creación del mito Zuloaga, una pieza importante es una biografía de Guilio Frenci, con 118 imágenes publicada en 1912, obras que habían obtenido premios internacionales.

Decidieron crear una biografía manejable y revisada

Tras la comprobación de todo lo publicado hasta la fecha, tanto Novo como Lertxudi llegaron a la conclusión de que era necesario crear una biografía sobre Zuloaga manejable y revisada, utilizando los métodos modernos de investigación, además de una catalogación exhaustiva de su obra, labor que realizó el propio pintor en vida pero que desgraciadamente no se conserva.

Partiendo de una amplia bibliografía sobre Zuloaga. Javier Novo.
Bibliografía sobre Zuloaga

Los investigadores acudieron a un gran número de instituciones a recabar información como bibliotecas, archivos, centros de documentación, hemerotecas, filmotecas, museos, fundaciones, universidades o particulares, desde lo más local a lo más internacional, a través del mundo digital o presencial.

Las fuentes de investigación.
Fuentes de la investigación sobre Zuloaga

Se acudió a la familia, pero al final de la investigación, cuando lo avanzado de la investigación y el conocimiento contrastado permitiera evitar errores pasados.

Los descendientes del pintor poseen dos museos, uno en Zumaia, donde se conserva la casa y el museo en los que se encuentra el archivo, la hemeroteca, la correspondencia, la fototeca y algunas obras, no solo de Zuloaga.

Por otro lado la familia posee el castillo de Pedraza de la Sierra, que el pintor compró en los años veinte. Hoy también es museo y se exponen obras de Zuloaga, principalmente de la ultima época, ya que fueron aquellas que no pudo comercializar.

Sus herederos no tiene la forma sistemática de trabajar que tienen los profesionales de los museos y por otro lado, carecían de información sobre la identidad de algunos personajes reflejados en las obras del pintor.

 La exposición de Javier Novo y Mikel Lertxundi sobre Zuloaga, recorre tres períodos en la vida del pintor. De la época de juventud, descubrimos las obras menos conocidas hasta la fecha, y que corresponden a su etapa de París de finales del XIX, retratando personajes de los suburbios parisinos.

La exposición recoge tres períodos de la vida del pintor

El segundo periodo transcurre en España,según nos describe Novo, en Sevilla, Segovia, así como en distintos lugares de Castilla y La Rioja.

Durante estos años retrata a personajes taurinos y rurales, con un estilo muy personal.

Es un período de su vida que abarca desde los últimos años del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX.

Sus cuadros reflejan una sociedad en plena crisis post-colonial, obras que tuvieron un gran éxito internacional, pero  que en España cosecharon duras críticas.

Sus cuadros reflejan una sociedad en crisis

Hay de destacar de esta época su faceta como retratista, labor realizada con gran maestría.

En su tercera y última etapa, en palabras del ponente, nos encontramos con un pintor maduro.

Se trata de un contexto histórico formado principalmente por la Segunda República, la Guerra Civil y el posterior régimen dictatorial.

Todos estos acontecimientos que tuvieron una gran repercusión en la vida y obra de Zuloaga.

En estos años desarrolló una magnífica producción artística, que al igual que en su principios es poco conocida.

Para lograr esta magnífica exposición, se ha recurrido a las obras que el propio museo posee y a prestamos de particulares e instituciones tanto europeas como americanas.

Más de la mitad de los cuadros es la primera vez que se exponen desde el fallecimiento de su autor.

Javier Novo y Mikel Lertxundi huyeron de tópicos y abordaron una aproximación a la hora de abordar la exposición sobre Zuloaga, que exigió un análisis documental y de localización de obras de las que se desconocía su paradero.

Todo ello ha permitido reescribir su biografía y catálogo, ya que de las 810 obras que hasta ahora se conocían se han identificado un total de mil.

Fichas sobre los catálogos originales.
Fichas confeccionadas con catálogos originales
una fuente valiosa para identificar y localizar obras

Además de la exposición, el trabajo realizado por ambos investigadores durante cinco años, ha servido de base para la edición de un libro sobre Zuloaga y su obra, que se halla a la venta en el propio Museo de Bellas Artes de Bilbao.

A continuación tienes un enlace a la conferencia completa: http://bit.ly/youtubeJavierNovo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.