MUSEO NACIONAL DEL PRADO, EL EDIFICIO

Fachada principal del Museo del Prado
Museo Nacional del Prado

Empecemos con un artículo que nos permita conocer con un poco de historia, los orígenes del Museo Nacional del Prado, el edificio, uno de los Centros de Arte más importantes del mundo.

 El edificio que alberga el Museo del Prado es obra de Juan de Villanueva, proyecto que fue aprobado por Carlos III en 1786, y que junto con en Real Jardín Botánico formaban el conjunto arquitectónico que se bautizó con el nombre de la Colina de las Ciencias, debido a que en un principio iba a ser destinado a un Museo de las Ciencias.

Se construyó durante los reinados de Carlos III y Carlos IV.

La invasión napoleónica hizo que el edificio cayera en decadencia, siendo destinado a fines militares.

La historia del edificio del Museo del Prado continúa con Fernando VII cuando ordenó la restauración del edificio y en 1819 se inauguró como Museo Real de Pinturas,  y albergó principalmente la colección real, limitándose el espacio expositivo a tres salas.

En 2019 se cumple el bicentenario

Por tanto, este año 2019 se cumple el bicentenario de la institución.

Para conocer con mayor detalle los aspectos históricos y arquitectónicos del edificio principal del Museo Nacional del Prado, recomiendo ver el vídeo realizado por el propio museo en el que participa el profesor de la Universidad Politécnica de Madrid Pedro Moleón Gavilanes, una autoridad en la materia y autor de publicaciones sobre Juan de Villanueva y el propio edificio del museo:

Museo Nacional del Prado
Arquitectura
Profesor Pedro Moleón Gavilanes

El grueso de las obras del Prado procede de la colección real que fue creciendo durante siglos.

El grueso de las obras proceden de la colección real

Así mismo, a todo ello hay que añadir las que proceden del Museo de la Trinidad, antiguo Convento de la Trinidad. Estas piezas proceden de la desamortización de Mendizabal.

Consistió en una serie de expropiaciones de bienes de la Iglesia llevadas a a cabo por los liberales en el siglo XIX.

Dichas expropiaciones supusieron que la propiedad de un gran número de obras de arte que se hallaban en iglesias, monasterios y conventos pasasen a ser Bienes Nacionales.

Muchas de estas obras han terminado integrándose en la colección del Prado.

El resto del patrimonio del museo proceden de adquisiciones.

Museo del Prado, fachada lateral
Museo Nacional del Prado, fachada lateral

Durante el siglo XIX y buena parte del XX el Estado a penas dedicó recursos a la institución, dificultando enormemente su gestión.

La llegada de los años 60 del siglo pasado, trajo consigo una gran expansión del turismo a nivel internacional, lo que evidenció las enormes carencias y la falta de espacio del Museo del Prado.

En 2007 se inauguró la ampliación que duplicó su capacidad expositiva

En la década de los 90 del s. XX se adjudicó la ampliación  del Prado a Rafael Moneo, siendo inaugurada en 2007, lo que duplicó la capacidad expositiva.

El nombre del Museo del Prado viene de haber sido construido en lo que se denominaba Prado de los Jerónimos.

Accede a la web del museo

Las entradas se pueden adquirir en este enlace del propio museo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.