NURIA ENGUITA y CARLOS URROZ

Directora de Bombas Gens Centre d´Art, Valencia

Director de Thyssen Bornemisza Art Contemporary (TBA21)

Conversación

Nuria Enguita y Carlos Urroz, con Miguel Zugaza en Glocal Bilbao 2019
Conversación: Nuria Enguita y Carlos Urroz con Miguel Zugaza

Nuria Enguita y Carlos Urroz, expusieron durante su conversación con Miguel Zugaza sus respectivas experiencias profesionales.

Nuria Enguita fue conservadora del instituto Valenciano de Arte Moderno y directora artística de la Fundación Antoni Tapies entre otras muchas responsabilidades relevantes.

En primer lugar habló de los cambios que se están produciendo en los últimos años, un proceso de modernización, no sólo en las políticas públicas, sino también entre los empresarios y coleccionistas, orientándose hacia proyectos culturales mediante la apertura de espacios en los que se expone su colección.

El Centro que Nuria dirige, es también la sede de una entidad mayor, la Fundació Per Amor a l´Art, que tiene tres ámbitos de actuación, uno social dedicado a adolescentes en situación  de vulnerable, otra dedicada a enfermedades raras y por último, una tercera actividad en el centro de arte, que tiene la misión de compartir y difundir la colección de la fundación.

La actividad de Bombas Gens comenzó hace diez años

Su actividad  como centro de arte se inicia hace diez años, asesorado por Vicente Todolí, hombre clave dentro del mundo del arte contemporáneo internacional y responsable en este caso de la creación de la colección.

En su exposición contextualizó el edificio que alberga las obras y en que se ubica en centro de arte del que es directora y fundado en 2017,  el Centro de Arte Bombas Gens, un museo de arte contemporáneo.

El edificio fue, bodega medieval, una fábrica de bombas hidráulicas y refugio antiaéreo en la guerra civil

Fue una fábrica construida en 1930 y dedicada a la fabricación de pequeña maquinaria, válvulas industriales y bombas hidráulicas. Además fue refugio antiaéreo durante la guerra civil y antes que todo ello, una antigua bodega medieval. El edificio engloba cinco siglos de la historia de Valencia.

Enguita definió el arte contemporáneo como global, a lo que hay que añadir las preferencias del experto que seleccionó la colección concreta del museo. En ella predomina el arte abstracto en escultura, pintura y cine a lo que hay que añadir una colección de fotografía clásica del siglo XX.

Dispone de una colección global que quiere hacer local

Disponen de una colección global que quieren hacer local, centrados en Valencia y dirigidos en primera instancia a su ciudad, aunque no solo para Valencia. Pero el arte y los hechos históricos no se agotan en el tiempo, según sus palabras, sino que cada vez que se reavivan surgen nuevos significados, por lo que las obras de arte expuestas en un contexto diferente añaden una capa de significado.

Por todo ello cuentan con una colección global, que deben contextualizar  e identificar con el espacio y tiempo locales, para posteriormente volverlo a proyectar a lo global.

Se planteó desde un principio crear un equipo de mediación, captando primero el entorno más próximo, el vecindario popular y que hicieran el centros suyo, siendo personas no acostumbradas a ir a un centro de arte. Se centraron en un principio en lo ornamental, concepto que todo el mundo entiende y que puede servir como punto de partida desde el que podamos construir conocimiento.

Otro momento de la conversación con Nuria Enguita y Carlos Urroz
Otro momento de la conversación con Nuria Enguita y Carlos Urroz

Por otro lado, considerando la parte arqueológica del edificio y su conexión con acontecimientos de la guerra civil antes mencionados, se creó un nexo entre una artista sueca, Anna-Eva Bergman que vivió en Menorca durante la Guerra Civil junto a su marido Hans Hartung y ambos huyeron porque Hans fue la acusado por el gobierno republicano de espía alemán.

Para crear el nexo utilizó una exposición titulada «Dibujos bajo las bombas»

Para crear el  nexo se utilizó una exposición titulada “dibujos bajo las bombas”, Bergman era dibujante y caricaturista y representaba a los dirigentes de la época. Se completó la exposición con una serie de audios en el refugio. El conjunto facilitó el acercamiento a cada persona del espacio expositivo.

 Lo que proponen es el acercamiento del arte a las clases populares. Plantean proyectos trasversales que unan el arte con las características arqueológicas del edificio, en sus distintos momentos de su historia, tal y como se ha descrito al principio.

Por su parte Carlos Urroz es el máximo responsable de TBA21 , fundación creada por Francesca Thyssen-Bornemisza creada para la producción, exposición y colección de obras de artistas contemporáneos, con un enfoque social y medioambiental. Urroz fue director de Arco entre 2010 y 2019.

Exposición de obras de TBA21 en el Museo Thyssen-Bordemisza
Exposición de obras de TBA21 en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid

Carlos habló de la peculiaridad que implica la gestión de una colección privada por el carácter cerrado y personal del coleccionista, añadiendo la importancia de que sean expuestas, con el fin de ser contempladas por el público.

También apuntó la importancia del comisariado a la hora de plantear la realización de una exposición pública con una colección privada, debiendo tener en cuenta así mismo, el contexto donde se expone, a quién va dirigida y con que propósito, siendo esencial su labor de mediación.

Diversas exposiciones realizadas con obras de la colección Thyssen-Bordemisza Art Contemporary (TBA21)
Diversas exposiciones realizadas con obras de la colección Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21)

La fundación fue creada en 2002 con el fin de ayudar a los artistas a crear obras costosas

La fundación fue creada en 2002 y se dedica a facilitar a los artistas la creación de obras que de otra forma no hubieran producido, por ser muy costosas o porque incluían la colaboración con otros artistas de otras disciplinas, como arquitectura, performance, danza, teatro así como música.

Urroz colaboró con la fundación por primera vez en la Bienal de Sevilla en el año 2009, proyectando traer uno de sus pabellones y exponer en el exterior del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo en la Cartuja, una colaboración que el comisario de la Bienal propone a un coleccionista privado, una parte de sus piezas, acompañadas de conferencias, música, performance… Todo un conjunto de elementos, no obstante que deben ser gestionados de forma local.

Para profundizar más en esta conversación os dejo el siguiente enlace: http://bit.ly/youtubeNuriaEnguitaCarlosUrroz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.